La importancia de un odontograma bien hecho

El odontograma es aquella representación gráfica de lo que encontramos en la boca de un paciente, pricipalmente en las piezas dentales, las cuales están representadas en sus cinco caras (las proximales, la anterior, la posterior y la de masticación)

En este documento de carácter médico – legal se grafica lo que ya está hecho como lo que se tiene por hacer. Tiene una nomenclatura internacional que permite ser interpretado y entendido por cualquier profesional odontólogo.

Dentro de esta nomenclatura está que todo lo que tiene por hacerse un paciente en los dientes se pinta de color rojo y lo que ya está hecho se pinta de color azul.

El odontograma nos sirve principalmente a nosotros los dentistas para poder llevar un registro exacto de lo que hemos hecho y lo que ya encontramos en un paciente que acude a nuestra consulta, pero el correcto registro de este documento va más allá de esto.

Muchas veces es realizado de una manera poco seria por parte del dentista, olvidándonos que este documento puede servir incluso para poder identificar a una persona que haya perecido en algún accidente y que no pueda ser identificado por su rostro, huellas digitales o señas particulares.